Böhm Asesores de Seguros - Cómo lavarse bien las manos

Cómo lavarse bien las manos y aplicarse alcohol en gel para eliminar el coronavirus

Una correcta higiene de manos es clave para la prevención de enfermedades como el nuevo Covid-19. Las manos constituyen una de las principales vías de transmisión de gérmenes, por ello, es de vital importancia conocer la manera adecuada de higienizarlas con agua y jabón o alcohol en gel.

Lavarse las manos salva vidas. Y no solamente estamos hablando de prevenir al mortal coronavirus o COVID-19 que fue catalogado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La higienización de manos es clave para la prevención de varias enfermedades.

Los seres humanos entramos en contacto con el mundo la mayor parte del tiempo a través de nuestras manos. A través de ellas se toca y se aprende; se escribe, se come, se juega; se da afecto; y se manipula todo tipo de objetos. Esto también las convierte en las principales portadoras de gérmenes, que pueden causar enfermedades.

Es por ello que el hábito del lavado de manos con agua y jabón debe naturalizarse e incorporarse como una necesidad constante y una buena práctica para cuidar la salud individual y de la comunidad: la higiene de manos es una de las maneras más efectivas para prevenir y reducir las infecciones asociadas a la atención sanitaria. Se recomienda también la utilización del alcohol en gel en caso de no contar agua y jabón.

«Antes de lavarnos las manos, debemos quitarnos anillos, pulseras y reloj, ya que los mismos acumular microorganismos que con el lavado no salen y las manos permanecerán con microbios o virus», explicó Cirlia Álvarez, licenciada en Enfermería en Funcei y Swiss Medical Group.

 

Los pasos a seguir:

  • Debemos dispensar la cantidad de jabón necesaria en las manos, luego frotamos las palmas, los pliegues, la cara externa, los pulgares y las puntas de los dedos.
  • Luego del enjuague, podemos secarnos con una toalla de papel descartable con la que debemos cerrar la canilla y luego tirar al cesto de basura.
  • Si no se dispone de agua y jabón, podemos utilizar una solución hidroalcóholica o alcohol en gel, que contenga al menos del 60 al 70% de alcohol.
  • Los pasos para higienizarse las manos son similares a los que debemos realizar con agua y jabón, con la excepción de que no vamos a utilizar una toalla para secarnos. Es importante que el alcohol en gel se seque solo.
  • Si luego de 20 segundos no se seca significa que el producto no es el correcto y debemos procurarnos otro gel efectivo.

 

Lo que brilla es la suciedad

En una imagen expuesta a una luz ultravioleta, se muestra una secuencia de fotografías de manos en las que se puede apreciar la diferencia entre lavarse las manos con agua, con agua y con jabón, o con agua y con jabón durante seis, quince o treinta segundos. La prueba se llevó a cabo con un kit de Glo Germ, un gel de higiene de manos que se utiliza como apoyo visual en el entrenamiento de la higiene de manos.

Según las diferentes técnicas empleadas, se puede apreciar cómo determinadas zonas de las manos no se han limpiado por completo. Esas zonas todavía sucias van disminuyendo secuencialmente a medida que aumenta el tiempo de lavado y el empleo de jabón.

Böhm Asesores de Seguros - Cómo lavarse bien las manos
  • En la imagen 1: se ve la mano totalmente brillante, es decir sucia. Es la imagen antes de lavarse.
  • En la segunda, solo se enjuaga la mano
  • En la tercera el lavado es de 6 segundos y sin jabón.
  • En la cuarta, son 6 segundos de lavado, pero esta vez sí se usa jabón.
  • En la quinta imagen, son 15 segundos con jabón
  • En la sexta, 30 segundos, también con jabón.

Así, al final de la secuencia, la mano está mucho menos brillantes, es decir más limpia de gérmenes.

Tras la expansión del coronavirus (o Covid-19) en más de 90 países del mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recordó medidas indispensables para evitar el contagio y seguir la propagación de este virus, entre ellas el correcto lavado de manos. Por ello se recomienda:

  • Limpiar las manos regularmente con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarlas con agua y jabón. Tocarse la cara después de tocar superficies contaminadas o personas enfermas es una de las formas que se puede transmitir el coronavirus.
  • Si toce o estornuda, hacerlo con en el pliegue del codo o con un pañuelo descartable. Deseche inmediatamente el pañuelo en un tacho de basura cerrado y luego lavarse las manos. Para no esparcir el virus que se acumula en la saliva, es preciso cubrirse la boca al estornudar o toser. Pero nunca con la mano, para evitar tocar luego superficies o a otra persona.

 

 

Fuente: Infobae

Böhm Asesores de Seguros - Dengue, zika y chikungunya

Dengue, zika y chikungunya

Entre todos podemos prevenir la proliferación del dengue, el zika y la fiebre chikungunya. Realizando pequeñas acciones cotidianas podemos detener la reproducción de los mosquitos que transmiten estas enfermedades.

 

¿Cómo se transmiten?

Mediante la picadura del mosquito Aedes aegypti. La transmisión se produce cuando la hembra de esta especie se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a una persona sana.

 

¿Cómo se puede prevenir?

El mosquito crece en zonas cercanas a las viviendas y solo necesita una cantidad mínima de agua estancada y un poco de sombra para dejar sus huevos y reproducirse. Por lo tanto, tenés que:

  • Evitar tener recipientes con agua asentada
  • Tapar los tanques de agua
  • Realizar tareas de limpieza frecuentemente en patios y alrededores de los hogares
  • Destapar los desagües de lluvias de los techos
  • Mantener piletas de natación limpias y tratadas con cloro
  • Usar repelente al menos cada tres horas sobre la ropa y en los lugares donde la piel esté descubierta

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas asociados a la enfermedad son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza, de ojos, de músculos y articulaciones.
  • Nnáuseas y vómitos
  • Irritaciones en la piel.

Si sufrís algunas de estas afecciones te aconsejamos:

No consumas aspirinas o ibuprofeno y no te apliques inyecciones intramusculares

Consultá a un médico lo antes posible para que te dé un diagnóstico correcto.

 

¿Las embarazadas deben tener un cuidado especial con el Zika?

Sí. Porque la enfermedad causada por este virus provoca el riesgo de malformaciones congénitas en embarazadas que contraigan la infección durante el primer o segundo trimestre de gestación. Por eso, te sugerimos que consideres el riesgo de viajar a lugares con circulación del virus.

Recordá que la detección temprana de algunos de estos virus, te permitirá un tratamiento sin complicaciones e impedirá su reproducción.

 

 

Fuente: Argentina.gob.ar

Böhm Asesores de Seguros | Información sobre nuevo coronavirus

Información sobre nuevo coronavirus

¿Qué son los coronavirus?

Los coronavirus son una familia de virus conocida por causar enfermedades respiratorias. Afectan a numerosas especies de animales. Algunos de estos virus (incluidos el recientemente descubierto en China, llamado COVID-19) pueden afectar a las personas.

Gran parte de los coronavirus producen enfermedades leves a moderadas, como el resfrío común. Sin embargo, algunos tipos pueden provocar cuadros más graves como el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) o el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), identificados en años anteriores.

En relación con la forma de transmisión, se investiga la transmisión de animales a humanos, a través de los alimentos, y se ha confirmado la transmisión de persona a persona. Sin embargo, los datos disponibles son limitados por ahora para establecer claramente el mecanismo de transmisión.

Los primeros casos se detectaron en diciembre en personas que habían estado en un mercado de pescado de la ciudad de Wuhan, China, donde también se venden otros animales –especialmente aves y serpientes. Como otros coronavirus, el COVID-19 es un virus procedente de otra especie que ha adquirido la capacidad de infectar a las personas. La especie de la que procede aún no se ha identificado.

 

Recomendaciones para la población:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció recomendaciones dinámicas que podrán modificarse en función de la evaluación permanente de los nuevos datos que surjan.

  • Evitar el contacto directo con personas con enfermedades respiratorias.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y la boca con el pliegue del codo. Siempre se deben lavar las manos inmediatamente después.
  • Mantener una frecuente higiene de manos, sobre todo antes de ingerir alimentos y bebidas, y luego del contacto con superficies en áreas públicas.

 

Viajeros

En caso de viajes a China o a lugares donde se confirmaron casos de la enfermedad, evitar los lugares cerrados sobre todo con presencia de animales y el consumo de alimentos crudos de origen animal (leche, carnes y vísceras).

Las personas que ingresen al país, ante la aparición de síntomas como: fiebre junto a secreción o goteo nasal, tos, dolor de garganta, dificultad al respirar y que hayan viajado a China o hayan tenido contacto con personas con diagnóstico de infección por COVID-19, deben concurrir al centro de salud más cercano para ser evaluadas correctamente.

Los organismos internacionales no informan restricciones para viajar o comerciar con China.

Argentina cuenta con un protocolo ante emergencias sanitarias para la derivación y traslado de casos sospechosos detectados al ingreso al país.

Cabe destacar que no se ha desarrollado ninguna vacuna para prevenir la infección, y sólo existe tratamiento sintomático, al igual que en la mayoría de los virus respiratorios.

 

Síntomas

Los signos y síntomas de infección con el nuevo coronavirus pueden aparecer de dos a 14 días después de la exposición, y pueden incluir:

  • Fiebre
  • Tos
  • Falta de aire o dificultad para respirar

La gravedad de los síntomas del nuevo coronavirus puede variar de muy leve a extrema, y hasta la muerte. Aunque el conocimiento que tenemos de esta enfermedad sigue aumentando, la mayoría de las personas que tuvieron una infección grave han sido adultos mayores o personas que ya tenían otros problemas de salud significativos. Esto es similar a lo que se ve en las personas que tienen infecciones graves con otras enfermedades respiratorias, con la influenza.

 

Cuándo consultar al médico

Ponte en contacto inmediatamente con tu médico si presentas síntomas de infección con el nuevo coronavirus y si es posible que hayas estado expuesto al virus. Dile al médico si viajaste recientemente al extranjero. Llama al médico antes de ir a tu cita para decirle cuáles son tus síntomas, tus viajes recientes, y la posibilidad de haber estado expuesto al virus.

 

 

Fuente: Argentina.gob.ar y Mayo Clinic

Böhm Asesores de Seguros | Claves para manejar de forma más segura en la ruta

Claves para manejar de forma más segura en la ruta

El viaje inicia las vacaciones; por lo tanto, lo mejor es hacerlo manejando de forma descansada, segura y sin sobresaltos. Y esto comienza desde la forma en la que todos van sentados en el vehículo.

La posición de manejo y de los ocupantes del vehículo

 

Böhm Asesores de Seguros | Claves para manejar de forma más segura en la ruta

En cuanto a la posición de manejo, lo conveniente es asegurarse de tener cierta distancia con el volante y con los pedales que permita que los miembros estén en flexión aún en el momento de mayor estiramiento. Las piernas deben oprimir a fondo los pedales teniendo todavía algo de flexión en la rodilla y los brazos deberían girar media vuelta sin despegar la espalda del asiento. Si no, trabajan los músculos dorsales y se produce fatiga a lo largo del viaje. No son convenientes posiciones muy recostadas o muy erguidas porque causan cansancio y éste desconcentración.

Hay que asegurarse de que no viajen más personas (adultos y niños), que la cantidad de plazas del vehículo para que todos vayan correctamente sentados y sujetos con el cinturón de seguridad abrochado. En vacaciones es frecuente y peligroso transgredir esto: todos se cansan mucho más y si llegara a suceder una salida del camino, un choque o un vuelco las consecuencias serán más graves. Las familias deben prestar mucha atención a cómo sientan a los niños, con los suplementos para su tamaño (SRI u otros) y bien sujetos.

Es bueno parar cada no más de dos horas. Una detención de 10 minutos no sólo es buena para el que conduce, sino también para los acompañantes que suelen sufrir mareos, especialmente los que van atrás. Esto ayuda a recuperar el equilibrio del organismo, que se altera sobre todo si hay muchos desplazamientos laterales (caminos de montaña o con muchas curvas).

El equipaje, en el baúl

La carga debe ir dentro del auto, sin superar la capacidad máxima, y estar bien estibada: ponga lo más pesado en el fondo del baúl, cerca del centro del auto. Eso ayuda a la estabilidad direccional  y al comportamiento en las curvas.

Las cargas en el techo deberían ponerse sólo en contenedores con sujeciones adecuadas a la carrocería. Cuando se carga sobre el techo, la sujeción puede ser buena con el vehículo detenido, pero quizás no a velocidad de ruta por la fuerza del viento. Las cargas en el techo deberían ser además lo más livianas posible. Una carga pesada en el techo modificada el centro de gravedad, lo que produce que el auto no reaccione a como estamos habituados. Así, todas las maniobras que se hagan deben considerar esa nueva realidad: más inclinación (y más violenta) al doblar, mayor tiempo para frenar y que se tendrá menos aceleración.

Líneas que ayudan

Las líneas demarcatorias de las rutas están creadas para ayudar a los conductores a determinar cuáles son las zonas convenientes para cambiar de carril. La línea punteada a nuestra izquierda es la que permite pasar a la mano contraria, mientras que la línea fija dice que no se puede cruzar. No en vano están colocadas antes de las curvas y de las pendientes.

Los sobrepasos son una cuestión de actitud, de decisión, no de destreza conductiva. El conductor debe asegurarse de no iniciar una maniobra de sobrepaso si no tiene la absoluta certeza de que va a poder completarla sin inconvenientes. El que viene de frente también lo hace rápido. Un viaje tranquilo tiene mucho que ver con los hábitos, actitudes y decisiones que se toman.

Usar bien las luces

 

Böhm Asesores de Seguros | Claves para manejar de forma más segura en la ruta

Es muy importante el uso adecuado de las luces, que tienen dos objetivos: ver mejor y que nos vean. Antes de salir es vital asegurarse de que el vehículo tenga todas las luces en condiciones: adelante, atrás y las que señalizan los movimientos laterales, que son las únicas que se tienen para avisarle al resto del tránsito qué se está intentando hacer.

En el uso de las luces se debe comprender que lo que hacemos impacta en el que viene de frente. El uso de la luz alta en vías de doble circulación genera riesgos: encandila y no le permite al otro tener certeza de a qué distancia estamos. Alternar las luces altas y bajas con cierta frecuencia le da al conductor que viene de frente mejor información.

Muchos conductores dejan las luces altas encendidas con el auto estacionado en la banquina. Esto es muy confuso para los que vienen de frente. Si se detiene, deje las luces reglamentarias y coloque las balizas. Las luces nos permiten enterarnos antes de lo que está por ocurrir y la anticipación es la mejor herramienta para conseguir mayor seguridad. Saber antes lo que se quiere o se va a tener que hacer da tiempo para realizar maniobras con tranquilidad y sin sorpresas.

Guardar distancia para frenar

Hay una regla de seguridad internacional que dice que no se debería circular a menos de dos segundos del vehículo que nos precede. En realidad es una medida de distancia relacionada con la velocidad de circulación. A velocidad de ruta, dos segundos son 45 metros. Esto raramente se respeta en nuestro tránsito.

Así, es recomendable por lo menos elegir detrás de qué vehículo aceptamos quedarnos a menos de dos segundos. Sí, si el vehículo que nos precede es del mismo tamaño y con vidrios translúcidos, para ver a través de ellos a mayor distancia. No, si el vehículo que nos precede impide la visión por tamaño o por tener vidrios polarizados; en este caso, intentar conservar los dos segundos.

Éstos darán el tiempo de reacción que nos permita frenar antes que los de adelante se detengan por completo. En la ruta se debe mirar siempre lo más adelante posible para tratar de enterarse qué va a ocurrir. Con esa anticipación uno puede comenzar una maniobra preventiva con tiempo.

Para frenar, las dos manos en el volante para ayudar a mantenerse recto y presión adecuada y uniforme sobre el pedal hasta detenerse. No pisar suave al principio para luego hacerlo bruscamente. Recién a baja velocidad pise el embrague para que no se detenga el motor, no antes. Así, el auto se detendrá en menos metros y sin sobresaltos. No trate de hacer rebajes, sólo le causarán distracción.

Velocidad promedio

La velocidad de circulación es muy importante. Hay quienes circulan muy despacio en las rutas. Por ejemplo, si la ruta es de 120 km/h de máxima, lo recomendable es ir al menos a 90 km/h. No es bueno ir a 60 km/h buscando seguridad, porque se genera mucho riesgo: el resto del tránsito se encuentra con un objeto casi detenido.

Es fundamental ir siempre atento al entorno de circulación y la forma más práctica de buscar seguridad es incorporarse a la velocidad promedio del flujo del tránsito. A ese ritmo difícilmente se encuentre con situaciones complicadas.

En autovías, hay que circular por la derecha, el carril izquierdo es de sobrepaso, pero se debe hacer correctamente la maniobra de cambio de carril. Primero hay que mirar por el retrovisor para comprobar que no venga nadie por el carril. Después, colocar la luz de giro sin cambiar de carril y luego iniciar el cruce hacia la otra mano.

 

Por: Jorge Omar Del Río

Fuente: La Nación

Böhm Asesores de Seguros | Piel al sol: cómo proteger el cuerpo correctamente de los rayos en verano

Piel al sol: cómo proteger el cuerpo correctamente de los rayos en verano

Aunque la piel debe cuidarse durante los 365 días del año, es durante la temporada de verano donde las personas tienen una mayor exposición al sol. Y es que un exceso de sol sin protección puede tener efectos muy nocivos. Las consecuencias más reconocidas a largo plazo son la aparición de manchas y arrugas, aumento del número de lunares, cáncer de piel y variadas alteraciones oculares.

Lo cierto es que el cáncer de piel es más común que todos los otros cánceres combinados, y el 90% de estos casos son curables si se advierten a tiempo. La radiación UV es un carcinógeno que genera mutaciones y daño genético, provocando el envejecimiento de la piel.

¿Es posible proteger el órgano más grande del cuerpo humano y el más vulnerable ante la exposición del sol y el calor? La respuesta es sí y para entender la mejor forma, Mario Marini, dermatólogo y director de la Diplomatura en Dermatología Oncológica de Fundación Barceló, enumeró una serie de consejos para aplicar durante esta temporada:

A la hora de cuidar la piel de la radiación ultravioleta en esta época del año, el protector solar es el elemento clave. Se recomienda utilizar protectores con factor de protección solar (FPS) no menor a 30 en todo el cuerpo, inclusive en la piel de los labios, una de las partes más sensibles al sol. Los protectores tardan unos minutos en comenzar a actuar, por eso los profesionales de la salud aconsejan que el protector se aplique 20 minutos antes de la exposición solar.

Es importante, además, considerar que las cremas deben volver a aplicarse cada 2 horas, ya que luego de ese tiempo pierden su función. “Hay ciertas situaciones, como la sudoración profunda y la permanencia en el agua, que obligan a repetirlo más frecuentemente. Para re aplicarlo la piel debe estar seca”, comentó Marini. En este sentido, es importante elegir los protectores formulados para el agua.

¿Qué tipo de recaudos deben tomar las personas con piel muy clara o antecedentes de cáncer de piel? En estos casos particulares, se recomienda que utilicen protectores solares con FPS 50 o más. Además, deben evitar exponerse a la luz solar desde las 10hs hasta las 16hs.

¿Se recomienda el maquillaje con protector? El consejo de los expertos en dermatología consiste en utilizar protectores solares con color, ya que tienen mayor índice de factor de protección. En el caso de utilizar maquillajes con protector, deben tener FPS superior a 30. “Tanto los protectores con color como los maquillajes con protección deben ser aplicados cada 2 horas”, apuntó Marini.

¿Se debe exponer a los más chicos al sol? No se debe exponer al sol a bebés y niños pequeños hasta los seis meses de vida (principalmente porque hasta este momento no pueden utilizar protectores) y hasta los tres años, por lo menos, protegerlos con ropa de algodón, sombreros y FPS superior a 50.

¿Cuánto producto se debe colocar? Se recomiendan aproximadamente dos miligramos por centímetro cuadrado de piel.

¿Qué ropa utilizar? No se debe usar únicamente ropa clara aunque se crea más fresca, porque las remeras o pantalones de trama cerrada y de colores oscuros protegen mejor la piel de los rayos.

Mientras se esté expuesto al sol y especialmente en días de calor hay que beber mucho líquido (aproximadamente entre 2 a 3 litros diarios) y aumentar el consumo de frutas y verduras.

A pesar de que el uso de protector solar es vital para proteger la piel en el verano, también, existen otro tipo de cuidados a tener en cuenta:

  • Evitar exponerse al sol entre las 10 y las 16 hs. En este momento del día, la radiación ultravioleta alcanza su pico más alto.
  • Permanecer a la sombra.
  • Utilizar anteojos con filtros UVA UVB, ropa de manga larga y también sombreros con ala de 10 cm de ancho.

 

Cómo actúa el sol en la piel

Los rayos solares van a cumplir un efecto de fotoenvejecimiento prematuro. Esto se produce debido a que la radiación uve y uva penetra la piel deteriorando las células que dan nacimiento a la epidermis. A partir de ese momento se pueden generar lesiones precancerosas o cancerosas y dañar el ADN de las células germinativas como producto de la falta de prevención.

Luego de cada exposición, además, se debe hidratar la piel para seguir protegiéndola. Se recomienda también el uso de cremas “post-solar” para que no la piel no se lesione.

 

Fuente: Infobae

Böhm Asesores de Seguros | Infección por Salmonella

Infección por salmonella

Descripción general

La infección por salmonella (salmonelosis) es una enfermedad bacteriana frecuente que afecta el aparato intestinal. La bacteria de la salmonella generalmente vive en los intestinos de animales y humanos y se libera mediante las heces. Los humanos se infectan con mayor frecuencia mediante el agua o alimentos contaminados.

En general, las personas que tienen una infección por salmonella no tienen síntomas. Otras manifiestan diarrea, fiebre y calambres abdominales dentro de las 8 a 72 horas. La mayoría de las personas sanas se recuperan dentro de unos pocos días sin tratamiento específico.

En algunos casos, la diarrea asociada con la infección por salmonela puede deshidratar al punto de requerir atención médica. También pueden presentarse complicaciones que ponen en riesgo la vida si la infección se propaga más allá de los intestinos. El riesgo de adquirir la infección por salmonela es mayor si viajas a países con condiciones de higiene deficientes.

 

Síntomas

La infección por salmonella suele ser producto de comer carnes, aves, huevos o productos a base de huevo que estén crudos o poco cocidos. El período de incubación oscila entre varias horas y dos días. La mayoría de las infecciones por salmonella se pueden clasificar como gastroenteritis vírica.

Los siguientes son algunos de los posibles signos y síntomas:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Calambres abdominales
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Sangre en las heces

 

En general, los signos y síntomas de la infección por salmonela duran de dos a siete días. La diarrea puede durar hasta 10 días, aunque pueden pasar varios meses hasta que los intestinos vuelvan a la normalidad.

Algunas variedades de la bacteria salmonella provocan fiebre tifoidea, una enfermedad que puede ser mortal y que es más frecuente en los países en desarrollo.

 

Causas

La bacteria salmonella vive en el intestino de las personas, de los animales y de los pájaros. La mayoría de las personas se contagian salmonela por ingerir alimentos contaminados con heces.

Los alimentos que, con frecuencia, pueden estar infectados son los siguientes:

  • Carne cruda de res, de ave y de pescado: Las heces se pueden introducir en la carne cruda de res y de ave durante el proceso de matanza. Los mariscos y los pescados pueden estar contaminados si se obtienen de agua contaminada.
  • Huevos crudos: Si bien la cáscara del huevo puede parecer una barrera perfecta contra la contaminación, algunas gallinas infectadas producen huevos que contienen salmonella antes de que la cáscara se forme siquiera.
  • Frutas y vegetales: Algunos productos agrícolas frescos, en especial, las variedades importadas, pueden haber sido hidratados en el campo o lavados durante el procesamiento con agua contaminada con salmonela. La contaminación también puede ocurrir en la cocina cuando los jugos de la carne cruda de res o de ave entran en contacto con alimentos sin cocinar, como las ensaladas.

 

Muchos alimentos se contaminan al ser preparados por personas que no se lavan las manos meticulosamente después de usar el baño o de cambiar pañales. La infección también puede ocurrir al tocar algo que está contaminado, como las mascotas, en especial, los pájaros y los reptiles, y después llevarte los dedos a la boca.

 

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer una infección por salmonella son las actividades que quizás generen un contacto más cercano con la bacteria salmonela y los problemas de salud que pueden debilitar tu resistencia a las infecciones en general.

 

Trastornos del intestino o el estómago

El cuerpo cuenta con muchas defensas naturales contra la infección por salmonela. Por ejemplo, el ácido fuerte del estómago puede matar muchos tipos de la bacteria salmonela. Pero algunos problemas médicos o medicamentos pueden poner en cortocircuito estas defensas naturales. Por ejemplo:

  • Antiácidos: Disminuir la acidez del estómago permite que más bacterias salmonela sobrevivan.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria: Este trastorno daña el revestimiento de los intestinos, lo cual facilita el establecimiento de la bacteria salmonela.
  • Uso reciente de antibióticos: Esto puede reducir la cantidad de bacterias «buenas» en los intestinos, lo cual puede perjudicar tu capacidad para combatir la infección por salmonela.

 

Problemas inmunológicos

Los siguientes problemas médicos o medicamentos parecen aumentar el riesgo de contraer salmonela ya que perjudican el sistema inmunitario.

  • Sida
  • Enfermedad de células falciformes
  • Malaria
  • Medicamentos contra el rechazo tomados después de trasplantes de órganos
  • Corticoesteroides

 

Complicaciones

La infección por salmonela en general no provoca la muerte. No obstante, en algunas personas, especialmente en bebés y niños pequeños, adultos jóvenes, receptores de trasplante, mujeres embarazadas y personas con sistemas inmunitarios debilitados, la evolución de complicaciones puede ser peligrosa.

 

Deshidratación

Si no puedes beber suficiente agua para reemplazar los líquidos que pierdes por la diarrea persistente, puedes deshidratarte. Los signos de advertencia son:

  • Menor producción de orina
  • Sequedad de boca y lengua
  • Ojos hundidos
  • Disminución en la producción de lágrimas
  • Bacteriemia

Si la infección por salmonela ingresa al torrente sanguíneo (bacteriemia) puede infectar tejidos en todo el cuerpo, entre ellos:

  • Los tejidos que rodean el cerebro y la médula espinal (meningitis)
  • El revestimiento del corazón o las válvulas (endocarditis)
  • Los huesos o médula ósea (osteomielitis)
  • El revestimiento de los vasos sanguíneos, en especial si tuviste un injerto vascular

 

Prevención

Puedes tomar precauciones para no contagiarles la bacteria a otras personas. Los métodos preventivos son especialmente importantes al preparar alimentos o al cuidar bebés, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Asegúrate de cocinar los alimentos de formal total, así como de refrigerarlos o de congelarlos de manera adecuada.

 

Lávate las manos

Lavarte las manos de modo cuidadoso puede ayudar a prevenir la transferencia de la bacteria salmonela a la boca o a los alimentos que preparas. Lávate las manos después de lo siguiente:

  • Usar el baño
  • Cambiar un pañal
  • Manipular carne cruda de res o de ave
  • Limpiar excremento de mascotas
  • Tocar reptiles o pájaros

 

Mantén los elementos separados

Para evitar la contaminación cruzada, haz lo siguiente:

  • Almacena la carne cruda de res, de ave y de pescado apartada del resto de los alimentos en tu refrigerador.
  • De ser posible, usa dos tablas de cortar en la cocina: una para la carne cruda, y otra para las frutas y los vegetales.
  • Nunca coloques los alimentos cocidos en un plato sin lavar que antes contuvo carne cruda.
  • Evita comer huevos crudos

La masa de galletas, el ponche de huevo y el helado casero contienen huevos crudos. Si debes consumirlos, asegúrate de que estén pasteurizados.

 

Fuente: Mayo Clinic

 

Böhm Asesores de Seguros - Consejos para proteger tu auto del granizo

Consejos para proteger tu auto del granizo

En la Argentina no hay específicamente una temporada de tormentas, menos en lo que respecta a la caída de granizo. Este fenómeno puede ocurrir en pleno verano o en invierno.

No obstante, según los especialistas la clave para que tu automóvil no sufra estragos es la prevención y la preparación. Por eso queremos compartir con vos estos consejos para proteger tu auto del granizo.

  • Comprá o construí un techo para el garage tu automóvil. Si vivís en una zona propensa a las tormentas de granizo y no tenés garage, considerá comprar un techo para mantener tu auto a salvo durante toda la temporada. Para protección adicional, buscá uno que tenga cobertura lateral y con cierre hermético.
  • Comprá un cobertor antigranizo. Las propias marcas elaboran con frecuencia cobertores diseñados exclusivamente para cubrir sus vehículos. Si tu auto no cuenta con este cobertor, tené en cuenta comprar uno con antigranizo genérico. Algunas compañías hacen en especial cobertores para la caída de piedras de hielo.
  • ¡Cubrite en el estacionamiento de un supermercado! Si una tormenta está viniendo y creés que no podrás llegar seguro a tu casa, buscá el hipermercado más cercano y protegete en su estacionamiento. Estacioná lejos de cualquier pared abierta y esperá a que el granizo pare. Manejá con cuidado, en especial durante una tormenta.
  • Tapá el auto con lo que puedas. Las alfombras de caucho del piso del automóvil, los cobertores de los asientos o una vieja manta pueden ser suficientes para proteger tu auto de daños serios, aunque ganes algún rayón en la pintura. Tené a mano cinta adhesiva y sogas para asegurar esa protección improvisada lo que dure la tormenta.
  • Estacioná en un lugar a salvo. Si el viento es fuerte y los hielos del granizo están soplando en una dirección, usá la edificación más cercana como un escudo para tu auto. Prestá atención en qué lado del edificio está siendo golpeado con más fuerza, después estacioná en el lado opuesto y lo más cerca de una pared posible.
  • Mantenete alerta. La preparación es la clave cuando hablamos de proteger tu auto del daño del granizo. Tené tus ojos puestos en el pronóstico del clima (especialmente durante temporadas de granizo) o configurá una alarma automática en tu teléfono celular.
  • Contratá un seguro contra todo riesgo, que te proteja de los daños del granizo. Es una inversión que siempre vale la pena y que te brindará la tranquilidad que estás buscando.

 

Fuente: Sancor Seguros

Böhm Asesores de Seguros | Seguridad activa: cuándo actúan los sistemas de los autos que ayudan a evitar accidentes

Seguridad activa: cuándo actúan los sistemas de los autos que ayudan a evitar accidentes

Mientras la carrera de los vehículos autónomos se sigue acelerando, también se multiplica la cantidad de sistemas que ayudan a evitar accidentes incorporados a los modelos comunes y tradicionales. Si bien aún hay dispositivos que quedan casi exclusivos para modelos de alta gama, la mayoría de las marcas hace años empezó a expandir asistentes para los vehículos de uso masivo.

Es posible, entonces, encontrarse con alguno de estos sistemas que son de enorme utilidad, sin saber exactamente cuál es su principio de funcionamiento o en qué situaciones va a ayudar al conductor. Aquí un repaso por los principales dispositivos y sus conceptos más importantes.

Sistema antibloqueo de frenos (ABS)

Este sistema distribuye la presión de frenado en cada una de las ruedas y así evita que se bloqueen. Cuando el conductor debe reaccionar ante una situación imprevista y pisa a fondo el pedal de freno, el ABS lo ayuda impidiendo que las ruedas se bloqueen por completo y distribuyendo a las cuatro ruedas la fuerza óptima de frenado, lo que permite seguir controlando la dirección y acortar la distancia de frenado en superficies resbaladizas. Cuando el sistema detecta que una rueda está casi o completamente bloqueada, reduce momentáneamente la fuerza de frenado permitiendo que la rueda siga girando para recuperar la tracción y, de este modo, poder controlar la dirección del vehículo.

Sistema de control de tracción (TCS/ASR)

Es un desarrollo de la empresa Bosch que se incorporó a los vehículos a partir de 1986. Su función es prevenir la pérdida de adherencia de las ruedas sobre el suelo. Por ejemplo, en curvas muy cerradas o por aceleraciones desmedidas del conductor.

Cuando el Control de Tracción Sistema detecta que una rueda empieza a deslizarse, disminuye las revoluciones del motor hasta que deja de patinar. Trabaja en combinación con los sensores del sistema ABS de frenos, que detectan cuando una rueda gira a mayor velocidad de la que debería.

Distribución Electrónica de Frenado (EBD)

Este sistema funciona como complemento del ABS. Se encarga de repartir la fuerza de frenado entre las ruedas delanteras y las traseras para lograr una frenada más eficiente. Además, impide que el freno de una rueda se sobrecargue mientras los otros quedan inutilizados. Esto se logra usando los mismos sensores del ABS para detectar cuál es el reparto de fuerza de frenado en cada rueda.

Control Electrónico de Estabilidad (ESP/ESC/VDC/DSC)

También desarrollado por la firma Bosch, este sistema (que puede desconectarse manualmente) monitorea de forma continua la trayectoria del vehículo y la compara con el recorrido trazado por el conductor. Si el auto se mueve en una dirección diferente a la deseada, el sistema detecta esta situación crítica y reacciona de inmediato, independientemente del conductor. El ESP utiliza el sistema de frenos para regular la presión que llega a cada rueda, y reduce la potencia del motor hasta que la situación se normaliza.

Freno de mano eléctrico (EPB)

Se introdujo a partir de 2001. Se activa en forma automática cuando el vehículo está detenido, al abrir la puerta, desabrochar el cinturón de seguridad o al quitar la llave.

Colabora con el arranque en pendientes porque se activa durante unos segundos cuando detecta una pendiente y se desconecta cuando el par motor es suficientemente para impulsar al vehículo.

También ayuda al ABS a actuar en situaciones de emergencia: bloquea las ruedas traseras alternativamente para evitar que el vehículo derrape, lo que permite conseguir más control.

Asistente de arranque en pendientes (HAC/HLA)

Este sistema permite mantener el vehículo frenado en una pendiente durante unos instantes, y evitar así que se deslice hacia atrás. Le da al conductor el tiempo suficiente para soltar el pedal de freno y presionar el acelerador.

Asistente de mantenimiento de carril (LKA/LKAS)

Este sistema inteligente funciona gracias a sensores y cámaras instaladas en el vehículo que leen las líneas de los carriles en tiempo real.

El asistente de mantenimiento de carril incluye una función de aviso, por lo que primero alerta al conductor de que se está desviando.

En el caso de que el conductor no reaccione, el LKA toma el control del volante y dirige suavemente el vehículo hacia su carril. El sistema trabaja con un motor eléctrico asociado al sistema de dirección.

Frenado de emergencia autónomo (AEB)

Detecta la cercanía de vehículos y/o peatones y ayuda a reducir potenciales daños de una posible colisión, frenando el vehículo de manera autónoma.

Los sistemas AEB utilizan tecnología de radar, cámaras y/o LIDAR para identificar posibles obstáculos delante del vehículo. Esta información se combina con la que el vehículo posee sobre su propia velocidad y trayectoria. Si se detecta una posible colisión, el sistema primero avisa al conductor de que es necesario actuar. Si no se realiza ninguna acción el sistema acciona los frenos. En cualquier caso, el objetivo es reducir la velocidad con la que se va a producir la colisión.

Aviso de colisión frontal (FCWS)

Depende de la marca este sistema puede tener variaciones en su funcionamiento, con mayor o menor cantidad de alcance. El sistema FCWS funciona a partir de las cámaras del vehículo y avisa cuando detecta que no se respetando la distancia de seguridad con respecto al vehículo que circula delante.

Hay mecanismos que usan alarmas sonoras y muestran una señal de alerta en un display para prevenir al conductor cuando se encuentra muy cerca de otro vehículo, por ejemplo. Otros, ante la inminencia de una emergencia, cierran las ventanillas laterales y el techo corredizo y tensan los cinturones de seguridad delanteros. Si el conductor no reacciona, el sistema aplica su asistencia para que los frenos funcionen a su máxima potencia.

Sistema de Detección de peatones (PD)

Este dispositivo detecta vehículos y peatones y advierte de su presencia. Lo hace a partir de una cámara y un radar para controlar lo que hay adelante en el camino. Cuando detecta un peatón delante del vehículo con riesgo de accidente, el conductor recibe una alerta sonora y visual. Si no reacciona, el sistema aplica los frenos automáticamente y reduce la velocidad.

Control de velocidad crucero adaptativo (ACC)

Se trata de una mejora del control crucero estándar, que le permite al conductor fijar una velocidad y mantenerla constante hasta que el radar detecte un vehículo que se encuentra delante; en ese momento ajusta automáticamente la velocidad para mantener una distancia mínima prudente. También controla activamente el acelerador y los frenos en función de la velocidad, distancia, aceleración y desaceleración del vehículo que se encuentra delante.

Asistente de estacionamiento automático (PAS)

Los asistentes de estacionamiento automáticos sólo están disponibles en modelos con cambio automático. Al activar el asistente, éste rastrea un espacio suficientemente amplio para el vehículo y lo indica con una alerta sonora y visual para detenerlo en un punto concreto. Luego, tras pedir una confirmación, ejecuta la maniobra en forma autónoma. Una vez finalizada, una nueva alerta sonora indica el fin de la maniobra. Si se toca el volante o el freno durante la maniobra, el sistema se desactiva.

Sistema de reconocimiento de señales de tránsito (TSR)

Las cámaras con las que cuenta el vehículo captan las señales y envían la información a la pantalla interior para que el conductor pueda reducir la velocidad. Es decir, funciona como un avisador automático sobre límites de velocidad. Los más complejos, además, permiten que una aplicación activa y el sistema interviene en forma automática sobre el vehículo.

Detección de ángulos ciegos (BSD)

A partir de cámaras de video o radares, el sistema capta la proximidad de un vehículo a la zona trasera del auto. De otra manera, sólo con los espejos retrovisores, esto no podría detectarse. Se enciende una luz amarilla en el retrovisor para darle aviso al conductor que no cambie de carril.

Sistema de detección de somnolencia (DS)

Algunos sistemas trabajan con sensores sobre parámetros del vehículo, como cambios de carril o movimientos poco comunes del volante. Otros monitorean al conductor y analizan la posición de la cabeza, los ojos y otras señales que puedan indicar fatiga al volante. Una alerta audiovisual le indica al conductor que debe detenerse.

Control adaptativo de luces largas (AHBC)

Evita encandilar a los conductores en la ruta. Esta tecnología permite aprovechar todo el potencial de las luces largas, pero sin generar molestias a los autos que circulan adelante o los que vienen de frente. El sistema detecta los faros delanteros o traseros de otros vehículos a una distancia determinada (por ejemplo 800 metros) y utiliza faros especiales para eliminar la luz que podría cegar temporalmente a otros conductores.

 

Fuente: Infobae

Böhm Asesores de Seguros • Cómo evitar enfermedades por el mal uso de los sistemas de refrigeración

¿Soy alérgico al aire acondicionado? Cómo evitar enfermedades por el mal uso de los sistemas de refrigeración

Con las altas temperaturas, muchos de los equipos que se pusieron en marcha probablemente llevaban meses sin funcionar, con las consecuencias en la salud que eso puede acarrear. Problemas respiratorios, ojo seco y otras consecuencias indeseadas que se pueden prevenir

Una de las formas para luchar contra las altas temperaturas, que parecen haber llegado para quedarse es a través del encendido del aire acondicionado. Este artefacto fue inventado para mejorar las condiciones climáticas de nuestro ambiente interno.

Generalmente sucede que después de meses de tenerlo apagado, de un día para otro, ante la necesidad de aire fresco, lo encendemos.

El aire que sale de los acondicionadores se mueve a través de conductos y rejillas de ventilación, arrastrando todo el polvo acumulado, y llega a un ambiente cerrado, donde pueden circular virus, hongos o bacterias.

La calidad del aire circulante debe cumplir con requisitos para no dañar la salud: existen trabajos que avalan que las personas que pasan más tiempo en ambientes climatizados tienen un mayor uso de los servicios de atención médica y se puede observar que ante los primeros calores aumenta la consulta de manera exponencial (aumentan los casos de laringitis, tos, congestión, catarros, opresión en el pecho, etc.).

El aire acondicionado siempre está en la mira y la pregunta frecuente en la consulta siempre es “¿podría ser alérgico al aire acondicionado?” La alergia al aire acondicionado como tal no existe. Su uso inadecuado sí produce síntomas y los que más sufren son las personas alérgicas, ya que tienen su sistema inmunológico afectado genéticamente. Y además al ser vulnerables pueden tener mayores congestiones porque pequeñas partículas como el polen, ácaros y otros contaminantes pueden quedar atrapados en los filtros del aire y cuando se encienden, son liberados al aire ambiental.

Debe aclararse que el aire entra directamente a las fosas nasales y el mismo debe adaptarse a la temperatura corporal antes de llegar a los bronquios, y cuando el aire es demasiado frío, el organismo no tiene tiempo de adaptar esa temperatura. Entonces lejos de lograr placer y bienestar, para algunos significa padecer síntomas que alteran la calidad de vida.

El uso de estos equipos está extendido a oficinas, locales, shoppings, cines, teatros, colectivos, restaurantes y es por ello que no es tan fácil librarse de su impacto y sus consecuencias. Y el mayor problema es que en estos lugares generalmente no se climatiza a la temperatura recomendada, sino que los ambientes son refrigerados a temperaturas muy bajas.

Efectos negativos del aire acondicionado

  • Problemas respiratorios, que afectan la nariz, garganta, laringe, bronquios produciendo obstrucción nasal, crisis de estornudos, tos, garganta seca, broncoespamos.
  • Alergias: el uso de aire acondicionado podría empeorar a los pacientes alérgicos, y a otros podría protegerlos, en especial a los sensibles a los pólenes, o contaminantes del aire.
  • Letargo: a pesar de que está diseñado para brindar confort, animarnos, refrescarnos, en los días de altas temperaturas, puede dar un efecto contrario, hay trabajos que avalan acerca de esta lentitud que puede provocar.
  • Ojo seco: puede causar picazón e irritación y en algunas oportunidades puede producir visión borrosa, y el problema puede empeorar cuando se pasan largas horas en ese espacio acondicionado.
  • Enfermedades infecciosas: puede secar el moco, y en ausencia de moco protector, aparece la vulnerabilidad ante la presencia de virus, bacterias e infecciones.
  • Sudoración sensación de inestabilidad: ante los cambios bruscos de temperatura frío al calor o viceversa, puede suscitar alguna reacción vagal, es una respuesta exagerada del sistema nervioso autónomo, en especial en personas grandes.
  • Dolores de cabeza: por embotamiento cuando se transcurren varias horas en el ambiente acondicionado.
  • Deshidratación: cuando el aire acondicionado aspira demasiada humedad en la habitación, y cuando la temperatura se ajusta demasiado baja, el ambiente está muy fresco y no se pierde la necesidad de beber agua.

Consejos para evitar enfermedades por culpa del aire acondicionado

Böhm Asesores de Seguros • Cómo evitar enfermedades por el mal uso de los sistemas de refrigeración
  • Mantener la temperatura entre los 24 y 26°C.
  • Durante las noches no se recomienda que la temperatura ambiental esté por debajo de los 25°C (evitando la aparición de los efectos irritativos de la vía respiratoria superior e inferior).
  • La humedad relativa se debe mantener entre los 30 y 70% y más favorable aún entre los 45 y 65%.
  • Se debe renovar el aire por ventilación natural o usar ventiladores como opción de confort.
  • El flujo del aire no debe llegar directamente a las personas.Tener a mano una manta, porque durante la noche la temperatura corporal desciende, en especial en bebés y personas grandes.
  • Los aparatos deben estar en condiciones óptimas, revisados por técnicos especializados, antes de su encendido.
  • Es necesaria la limpieza de los sistemas de ventilación y climatización (revisar filtros).
  • En el caso del aire acondicionado de los vehículos, dejar primero unos minutos las ventanillas bajas, que el mismo se ventile. También deben revisarse los filtros.
  • Evitar los grandes contrastes entre exterior e interior ya que no son nada saludables.
  • Y entre otras cosas también recordar que por cada grado que se reduce la temperatura aumenta un 8% el consumo energético. Y que el funcionamiento constante de los aparatos contribuiría al calentamiento de la atmósfera, por lo que algunos países ya regulan su funcionamiento.

 

Stella Maris Cuevas (MN 81701), médica otorrinolaringóloga, experta en olfato, alergista. Presidente de la asociación de ORL de la Ciudad de Buenos Aires (AOCBA)

Fuente: Infobae

Böhm Asesores de Seguros | Autos: cuáles son los riesgos de andar con el tanque en reserva

Autos: cuáles son los riesgos de andar con el tanque en reserva

Circular con las últimas gotas de combustible puede ocasionar el daño de distintas piezas mecánicas que afectarán el funcionamiento del vehículo.

Uno de los hábitos comunes de muchos automovilistas es estirar lo máximo posible la carga de combustible.

No importa que se haya encendido la luz amarilla que avisa que estamos en Reserva, aún quedan unos kilómetros de changüí antes de pasar por la estación de servicio.

Falta de tiempo, dinero, la fiaca que genera cambiar de recorrido para pasar por una estación de servicio, y el cálculo preciso de los optimistas que «nunca se quedaron varados por falta de combustible» pueden ser algunas de las razones para prorrogar algo que será inevitable.

Sin embargo, circular con las últimas gotas de combustible en el tanque puede afectar la mecánica del auto.

Cuanto menos combustible haya en el depósito, más fuerza tendrá que hacer la bomba para llevarlo hasta los inyectores. Esta sobre exigencia puede ocasionar que la bomba inyectora o de combustible termine quemándose y, en consecuencia, que además del auto también sufra nuestro bolsillo.

Las bombas de combustible o inyectoras tienen distintos precios, que varían según el modelo y antigüedad del vehículo.  Y a eso hay que sumarle la mano de obra.

Otro inconveniente es que tanto la nafta como el diésel tienen impurezas que se depositan por decantación en el fondo del depósito. Esa basura no sólo puede dañar la bomba, también puede obstruir uno o varios inyectores, ocasionando serios desperfectos en el motor.

Lo más recomendable para el vehículo es circular siempre con el tanque por encima del cuarto de depósito.

¿Cuántos kilómetros se pueden circular con la reserva del tanque?

La cifra varía en función del tamaño del tanque de combustible, pero por norma general el vehículo tiene que poder circular al menos durante 45 kilómetros más.

 

 

Fuente: Clarín | 20minutos.es