Böhm Asesores de Seguros | Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama

Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama

Cada mes de Octubre en todo el mundo se celebra el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama para contribuir a aumentar la atención y el apoyo prestados a la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. La incidencia de cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

Aunque reducen en cierta medida el riesgo, las estrategias de prevención no pueden eliminar la mayoría de los casos de cáncer de mama que se dan en los países de ingresos bajos y medios, donde el diagnóstico del problema se hace en fases muy avanzadas. Así pues, la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia de esos casos sigue siendo la piedra angular del control del cáncer de mama.

Las estrategias de detección precoz recomendadas para los países de ingresos bajos y medios son el conocimiento de los primeros signos y síntomas, y el cribado basado en la exploración clínica de las mamas en zonas de demostración. El cribado mediante mamografía es muy costoso y se recomienda para los países que cuentan con una buena infraestructura sanitaria y pueden costear un programa a largo plazo.

Böhm Asesores de Seguros | Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama

Muchos países de ingresos bajos y medios que afrontan la doble carga de cáncer cervicouterino y cáncer de mama deben emprender intervenciones costo eficaces y asequibles para hacer frente a esas enfermedades altamente prevenibles.

El exámen físico de la mama es una gran ayuda en el diagnóstico clínico del cáncer, pero no es útil en el diagnóstico de las lesiones tempranas.

Por lo tanto:

  • Haga un autoexamen mensual
  • Consulte regularmente a su médico
  • Realice mamografías anuales
  • Autoexamen de mama

 

Elija el método que sea más adecuado para usted:

Frente a un espejo

Parada frente a un espejo y compare ambas mamas, observe diferencia de tamaño, pezón umbilicado (se lo ve para dentro), cambios de coloración, nódulos o hundimientos. Tenga en cuenta los cambios de la piel o del pezón, observe si existe secreción del pezón.

  • Con los brazos a los lados
  • Con los brazos en alto
  • Con las manos en las caderas – Presione firmemente para flexionar los músculos del pecho.
  • Inclínese hacia delante

En estas posiciones, los músculos pectorales se contraen, y se puede detectar un sutil hundimiento de la piel si un tumor en crecimiento ha afectado un ligamento.

Acostada

  • Mama derecha
    • Coloque una almohada debajo de su hombro derecho
    • Ponga su mano derecha debajo de la cabeza
    • Compruebe el área de la mama en su totalidad con las yemas de los dedos de su mano izquierda.
    • Use pequeños círculos y siga un patrón de arriba a abajo.
    • Utilice presión ligera, mediana y firme sobre cada área de la mama.
    • Con los dedos, índice, medio y anular, haga pequeños movimientos circulares desde el pezón hasta los márgenes exteriores.
    • Apriete suavemente el pezón para detectar cualquier secreción.
  • Mama izquierda
    • Repita estos pasos en la mama izquierda con la mano derecha

En la ducha

El autoexamen mamario puede realizarlo fácilmente mientras se ducha

  • Levante su brazo derecho.
  • Con las manos enjabonadas y los dedos planos, revise su mama derecha.
  • Utilice los mismos círculos pequeños y el patrón de arriba a abajo descrito anteriormente.
  • Repita el procedimiento en la mama izquierda.

 

Fuente: Hospital Italiano La Plata

Böhm Asesores de Seguros • Qué medidas de higiene podemos adoptar para evitar su transmisión

Coronavirus: ¿Qué medidas de higiene podemos adoptar para evitar su transmisión?

Supongamos que estamos ante un sorteo con 100 números… ¿Y a qué puede uno acceder? Al COVID-19. Creo que ninguno de nosotros desearía salir sorteado y trataríamos de evitarlo, ¿verdad? Pues bien, la probabilidad de que salgamos sorteados dependerá de cuantos números tengamos en nuestras manos. Si nos informamos y tomamos los recaudos necesarios, podemos implementar pequeñas acciones diarias en nuestras vidas que logran bajar la cantidad de números que tenemos y, por ende, bajar la probabilidad de contraer el Coronavirus.

Diversos estudios han demostrado recientemente que el Coronavirus puede permanecer en superficies desde algunas horas hasta varios días. El tiempo dependerá de factores como el tipo de superficie, la concentración del microorganismo, la temperatura y la humedad. Por ende, es sumamente necesario limpiar y desinfectar correctamente todas las superficies que pudieron estar expuestas a este virus.

Nuestras manos pueden transportar el virus (y otros microorganismos), por ende, es sumamente importante limpiar y desinfectar todos los objetos que tocamos con las manos, como ser celulares, llaves, tarjeta, picaportes, llaves de luz, billeteras, etc, etc, etc (la lista sería interminable).

 

¿Es lo mismo limpiar que desinfectar?

Generalmente, se habla de estos dos verbos como sinónimos, cuando no es así. No es lo mismo limpiar que desinfectar. Cuando limpiamos, lo que estamos haciendo es arrastrar las partículas de polvo, tierra, pelos y demás mediante una acción mecánica. Es el ejemplo típico que ocurre cuando barremos un piso con un escobillón. La limpieza es necesaria pero no inactiva el virus… ¿Por qué? Porque además de limpiar, es necesario desinfectar.

La desinfección es la eliminación de una superficie de los microorganismos que infectan o que pueden provocar una infección. Los microorganismos se clasifican en cuatro grupos: bacterias, virus, hongos y parásitos. En este caso, es de especial importancia el virus, pero cabe destacar que existen además del Coronavirus un montón de otros microorganismos que nos pueden causar enfermedades. Por ende, es importante tomar esta acción como un hábito en la vida luego que pase esta pandemia.

Para poder inactivar el Coronavirus, es necesario conjugar ambas acciones, es decir, hay que “desinfectar” sobre una superficie “limpia” (limpieza + desinfección).

 

¿Cuáles son los desinfectantes que recomienda la OMS para eliminar el virus?

La Organización Mundial de la Salud recomienda tres sustancias para desinfectar y eliminar el coronavirus: la lavandina, el alcohol y el agua oxigenada. A priori, las personas piensan que estos productos puros son más efectivos que diluidos, pero no es así.

  • En el caso de la lavandina, el ministerio de Salud indica que con 10 ml. de lavandina (una cucharada sopera) por litro de agua alcanza para inactivar el virus. Igualmente, siempre es recomendable leer las instrucciones de uso que traen estos productos, dado que se venden con diferentes concentraciones de cloro (25 g cloro activo por litro, 55, 58, etc).
  • El alcohol de farmacia (etanol) se comercializa al 96%. Está demostrado que es más efectivo diluirlo al 70%, debido a que en esta concentración el alcohol actúa como bactericida. Para ello, debemos realizar una mezcla de 70 partes de alcohol con 30 partes de agua. Es sumamente útil disponer de un spray plástico en el cual podemos colocar esta mezcla y rociar las superficies que queramos desinfectar.
  • En el caso del agua oxigenada, la concentración recomendada para inactivar el coronavirus es al 3%. Esto equivale a la que se vende como “10 volúmenes”. Cabe mencionar que aquí no hay que realizar ninguna dilución y utilizar directamente como viene en la botella.

Independientemente del producto químico utilizado para desinfectar, es necesario dejarlo actuar entre uno y dos minutos, dado que los resultados no son instantáneos.

 

Recomendaciones

  • En la calle:

– Si tosés o estornudás, hacelo sobre el pliegue de tu codo.

– Evitá tocarte el rostro (boca, nariz y ojos).

– Tratá de lavarte frecuentemente las manos. En caso que no puedas hacerlo, utiliza alcohol en gel como medida preventiva.

– Mantené una distancia prudencial con las demás personas a tu alrededor y evita las aglomeraciones de personas.

– No saludar con besos, manos o abrazos.

– Tratar de tocar la menor cantidad de objetos posibles.

 

  • En casa:

Calzado: no ingresar dentro del hogar con el calzado que utilizamos para estar en la calle, dado que los pisos estarían limpios y desinfectados pero si los pisamos con los zapatos los volvemos a contaminar. Es recomendable dejar el calzado en el exterior (en caso que esto sea posible) o ingresar los zapatos en la mano para guardarlos. Tratar de dejar un calzado para uso exclusivo dentro de nuestros hogares y no salir a la calle con ellos (pantuflas, ojotas, zapatillas, etc).

Ropa: el coronavirus puede sobrevivir en la tela, es por eso que es recomendable quitarse la ropa de calle, pegarse una ducha y colocarse una ropa de uso exclusivo para dentro del hogar.

Objetos personales: es recomendable desinfectar los objetos personales (celular, llaves, billetera, tarjeta, etc) que utilizamos para estar en la calle al regresar a nuestros hogares. Esto puede realizarse con toallitas desinfectantes o mojando una servilleta de papel con el spray del alcohol al 70%.

Lavado de ropa: utilizar los procedimientos habituales para el lavado de ropa.

Manos: lo primero que debemos hacer cuando llegamos de la calle a nuestra casa es lavarnos las manos mediante el procedimiento que recomienda la OMS (al menos un minuto). Recordar utilizar agua tibia y no cerrar la canilla del agua con las manos limpias (utilizar codo o papel descartable) para evitar nuevamente la posible contaminación.

Ambientes: aunque diversos estudios indican que el virus no se encuentra en el aire, es recomendable mantener los ambientes ventilados para una correcta renovación del aire dentro de nuestros hogares.

Mate: se recomienda no compartir el mate entre varias personas dado que la bombilla puede tener presencia del virus. Tratar en lo posible de utilizar un mate por persona y recordar lavar bien con agua y detergente la bombilla al finalizar.

  • En el auto:

Hay que recordar que el virus es transportado por nuestras manos, por ende, en caso de estar en la calle y haber tomado contacto con alguna superficie contaminada, lo estamos trasladando a varios lugares. Trata de pasarte alcohol en gel antes de ingresar al auto, dado que, si el virus se encuentra en las manos, todo lo que ellas toquen corren el riesgo de tener el virus (puerta, volante, palanca de cambios, etc). Así como generalmente tenemos una cajita con pañuelitos descartables, durante estos días también sería recomendable tener un spray con alcohol al 70% para poder desinfectar el volante, la palanca de cambios, el picaporte, las llaves y demás objetos.

Todos estos conceptos y medidas pueden parecer a priori demasiado complicados, pero es cuestión de costumbre. Cuantas más veces lo hagamos, menos tendremos que pensar en ellos dado que será algo automático sin pensarlo.

Y recordemos, cuantas más acciones de limpieza y desinfección podamos implementar, más vamos a lograr que bajen la cantidad de casos y por ende, disminuir la probabilidad de contagiarnos del coronavirus.

 

Fuente: Martín Piña – TN opinión

Böhm Asesores de Seguros - Los niveles de vitamina D en la sangre pueden predecir los riesgos futuros para la salud

Los niveles de vitamina D en la sangre pueden predecir los riesgos futuros para la salud

Los niveles de vitamina D circulante libremente en la sangre pueden ser un mejor predictor de los riesgos futuros para la salud en los hombres mayores, según un estudio presentado en el Congreso Europeo de Endocrinología e-ECE 2020.

Dado que la deficiencia de vitamina D se asocia con múltiples condiciones de salud graves a medida que envejecemos, este estudio sugiere una mayor investigación sobre los niveles de vitamina D y su vínculo con la mala salud puede ser un área prometedora para futuras investigaciones.

La deficiencia de vitamina D es común en Europa, especialmente en las personas mayores. Se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar muchas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como enfermedades cardiovasculares, cáncer y osteoporosis.

Existen varias formas, o metabolitos, de vitamina D en el cuerpo, pero es la cantidad total de estos metabolitos la que se usa con más frecuencia para evaluar el estado de vitamina D de las personas. La prohormona 25-dihidroxivitamina D se convierte en 1,25-dihidroxivitamina D, que se considera la forma activa de vitamina D en nuestro cuerpo.

Más del 99% de todos los metabolitos de la vitamina D en nuestra sangre están unidos a proteínas, por lo que solo una fracción muy pequeña está libre para ser biológicamente activa. Por lo tanto, las formas libres y activas pueden ser un mejor predictor de la salud actual y futura.

 

Cuáles son los alimentos que se pueden ingerir para obtenerla

En las últimas semanas, se conocieron una serie de estudios que apuntan que la presencia de la vitamina D en el cuerpo ayuda a combatir de manera más eficiente el coronavirus. Uno de ellos fue el desarrollado por investigadores de la Universidad israelí de Bar Ilán, quienes concluyeron que los niveles correctos de esta vitamina en el cuerpo, también llamada la vitamina del sol, permitirían enfrentar el Covid-19 de manera más rápida y efectiva, reduciendo las posibilidades de hospitalización.

La vitamina D es reconocida como un importante factor coadyuvante en varios procesos físicos relacionados al metabolismo de los huesos y el calcio, así como en varias enfermedades, como dolencias autoinmunes, cardiovasculares, diabetes tipo 2, obesidad y otras. Además, produce efectos antivirales tanto de manera directa como indirecta, por lo que su deficiencia puede aumentar la probabilidad de infección por algunos virus, por ejemplo, el retrovirus, la hepatitis y el dengue.

«Lo primero que hay que saber es que la vitamina D se absorbe en un 80% a partir de tomar sol, y solo en un 20% a partir de la alimentación», aclara a LA NACION la Licenciada en Nutrición Nadia Centurión. Por los cambios ambientales y el daño en la capa de ozono, concentrar la absorción de vitamina D a partir de la exposición al sol también representa un riesgo para la salud, como el riesgo a desarrollar enfermedades en la piel. «Hay que evaluar el costo-beneficio y esto varía según el tipo de piel. Yo, en particular, no recomiendo ir por esta vía, sino por la suplementación».

En ese sentido, la nutricionista recomienda comenzar con un análisis clínico que pueda determinar con exactitud cuál es el estado de la vitamina D en el organismo: «A partir de esos resultados, se puede recurrir a una suplementación medicamentosa indicada por un profesional médico».

Según explica Centurión, algunos alimentos son fuente de vitamina D aunque su ingesta no resulta suficiente. Los huevos, la leche y los vegetales (de hojas verdes, hongos, amarillos) son algunos de los ingredientes que pueden colaborar con el refuerzo.

Por último, en términos nutricionales, hay algunas pautas que no tienen que ver específicamente con la vitamina D, pero que sí ayudan a prevenir enfermedades o a transitar mejor algunas infecciones. En ese sentido, Centurión sugiere disminuir el consumo de comidas ultraprocesadas y consumir una mayor cantidad de alimentos de origen vegetal, como frutas, verduras y legumbres. «Cuantos más colores haya en el plato, mayor será la variedad y cantidad de antioxidantes que pueden reforzar el sistema inmunológico».

También aceites de buena calidad (como el de oliva), el consumo de palta y pescados azules. En el caso de las poblaciones que llevan alimentación vegana y vegetariana, se pueden consumir alimentos que tiene vitamina D adicionada, como bebidas vegetales.

 

 

Fuente: La NaciónLa Nación

Böhm Asesores de Seguros • Seguros: cubrirse la espalda también es planificación financiera

Seguros: cubrirse la espalda también es planificación financiera

Otra forma de ahorrar: los seguros de vida puros o con ahorro son un vehículo eficiente para asegurar desde el pago del colegio hasta el lucro cesante de un profesional.

La planificación financiera se fue poniendo de moda. Hablar de proyecciones para el retiro, de inversiones a largo plazo para complementar la jubilación. ¿Y si ese momento no llegara nunca? ¿Si la muerte o una enfermedad grave truncaran los planes? El tema no es de los favoritos, claramente, pero incluirlo dentro de la hoja de ruta puede hacer la diferencia.

La cuenta es clara y no hay que ser experto para ver el escenario: cuando hay hijos chicos, y especialmente si uno de los padres es el principal proveedor económico, este evento inesperado pone las finanzas de la familia en jaque. Incluso en el caso en que haya activos heredables, los gastos corrientes serán un problema adicional a la situación de estrés que ya atraviesan.

Y si bien la vida no se puede comprar, para todo lo demás, como dice la publicidad de la tarjeta de crédito, hay una salida. En este caso, el GPS indica la ruta a los seguros de vida, un negocio que cuenta con un nivel de penetración muy bajo en la Argentina, lo que da cuenta de su potencial de crecimiento.

«El seguro constituye un instrumento esencial para la planificación de largo plazo de las finanzas personales y familiares. Se trata de una decisión inteligente para proteger y para maximizar la calidad de vida», arranca Mauro Zoladz, head of customer proposition de la compañía de seguros Zurich.

«Existen productos orientados exclusivamente a cubrir necesidades de protección (como puede ser un fallecimiento, invalidez, enfermedades, accidentes, etc.) y otros que complementan este tipo de prestaciones convirtiéndose en un vehículo para ahorro y capitalización construyendo fondos de los cuales se pueda disponer a futuro, especialmente en etapa pasiva», analiza Gerardo Rabinovitz, chief marketing officer de la compañía Prudential Seguros.

«Los seguros de vida son importantes porque permiten prever respuestas económicas ante hechos imprevistos, sea por una enfermedad grave o por el fallecimiento del sostén familiar, pero también sin llegar a extremos pueden llegar a resolver problemas económicos inesperados a causa, por ejemplo, de un accidente doméstico que le impida a un profesional que se desarrolla de forma independiente trabajar por un tiempo», aporta Pablo Daguzán, gerente de la división de Suscripción de Negocios Masivos y Vida de la compañía Mapfre. «En ese contexto hay seguros de vida para cada necesidad y realidad económica familiar», avanza el ejecutivo.

 

Rubro subdesarrollado

La penetración de los seguros de vida voluntarios en la Argentina es una de las más bajas de la región y representa apenas un 0,70% del PBI, frente a 3% en Chile y casi 2,5% en Brasil. La falta de confianza en el largo plazo, como producto de las crisis, es clave para entender que los argentinos desconfíen de asegurase en forma voluntaria.

 

Falta de incentivos

En el pobre desarrollo de la actividad también influye la falta de incentivos fiscales.

Desde hace varios años se espera una reforma impositiva que aumente los máximos a deducir del impuesto a las ganancias (actualmente en $ 996). En carpeta está un proyecto que promueve llevar las deducciones por vida y retiro individual a $ 19.500 anuales.

 

 

Fuente: Mónica Fernández – La Nación

Böhm Asesores de Seguros | “Estoy quemado”, el síndrome que afecta a casi el 90% de los argentinos

“Estoy quemado”, el síndrome que afecta a casi el 90% de los argentinos

Así lo expresaron nueve de cada 10 argentinos y también el 89,1 % de los peruanos, el 82,4 % de los chilenos, el 74,2 % de los panameños, el 70 % de los ecuatorianos y el 69,6 % de los mexicanos. La presión laboral y el agobio del encierro afecta a toda la región.

El estrés, el agotamiento y la imposibilidad de desconexión fueron las sensaciones negativas que más se destacaron en la encuesta, con relación al trabajo.

Desde la Argentina, un 22 % de los participantes sintió un cansancio fuera de lo normal por la carga excesiva de trabajo. La misma cifra se registró entre quienes no pueden desconectarse, ni siquiera cuando la jornada laboral finaliza. El 12,8 % de los encuestados, además, sufrió estrés.

La desmotivación de quienes trabajan desde sus casas, en este contexto mundial de adversidad, también fue una constante en las respuestas. Además, la extensión de los días laborales, que suelen ser más largos de lo habitual, son un signo de malestar.

El 68,5 % de los argentinos asegura trabajar más horas que antes de la pandemia. Situación que también se reflejó en las respuestas de los demás países, con excepción de México.

 

Sin límite entre trabajo y familia

Para las personas que realizan home office, el hogar se despersonalizó. Cuesta verlo como ese espacio de relajación, ese espacio de límite entre la vida externa, la vida laboral, y la familiar. Si bien algunos pueden organizarse, un gran porcentaje no.

El 44,5 % de los empleados argentinos aseguró no poder separar la rutina laboral de la vida personal en un momento en que ambas se llevan a cabo dentro del hogar. Aunque no todos lo viven así.

Si bien el trabajo es mayor, un 33,8 % indicó que logra imponer límites horarios y respetarlos. En cuanto a las rutinas, un 21,7 % expresó que las lleva a cabo y que separa los espacios de trabajo dentro de su hogar.

 

El rol de Recursos Humanos

El acompañamiento desde las empresas a los empleados debería ser una premisa en este contexto hostil. Pero, según las respuestas obtenidas, eso parece no cumplirse.

El 71,5 % de los encuestados argentinos comentó que su compañía no realizó ninguna nueva iniciativa de apoyo.

En cambio, el 20,1 % declaró que recibe consejos para afrontar la cuarentena: mails con información sobre salud mental, invitaciones a reuniones virtuales para relacionarse y convocatorias a seminarios sobre prácticas saludables, entre otros.

El 5,5 % de los entrevistados manifestó que se generaron espacios de contención y el 2,3 % aseguró que desde el área de Recursos Humanos se tomó un rol más activo a la hora del acompañamiento.

 

Cómo paliar el síndrome de Burnout

Buscar el equilibrio para sentirse un poco mejor a pesar del agotamiento excesivo es fundamental. En ese sentido, el 34,3 % de los argentinos comentó que en su tiempo libre aprovecha para leer, mirar series y hacer actividades que los desconecten de la rutina.

El 27,2 % opta por ejercicios que ayudan a buscar una relajación, como el yoga y la gimnasia. El 14,6 % intenta mantenerse en contacto con sus seres queridos y hablar de lo que pasa para mitigar el impacto.

Luego del horario laboral, el 8,4 % decide desconectar sus dispositivos electrónicos laborales y el 5,8 % mantiene una rutina diaria que le permite disminuir la incertidumbre y el estrés.

 

Fuente: TN

Böhm Asesores de Seguros - La bronquiolitis no tiene vacuna: prevenila con estos simples consejos

La bronquiolitis no tiene vacuna: prevenila con estos simples consejos

Tos, mucosidad nasal, piel azulada o muy pálida y temperatura mayor a 38 grados son los principales síntomas de la bronquiolitis, una enfermedad que puede afectar hasta al 70%o de los bebés menores de dos años y cuyos primeros casos empiezan a aparecer en abril y se extienden hasta julio.

La causa más frecuente de la bronquiolitis es el virus sincicial respiratorio (VSR). Más de la mitad de los bebés están expuestos a este virus en su primer año de vida. Otros virus que pueden causar la bronquiolitis pueden ser: Adenovirus, Influenza y Parainfluenza.

Se trata de una dolencia respiratoria que afecta las vías aéreas inferiores o ‘bronquiolos’ y ataca en particular a los más pequeños. “De fácil contagio y transmisión de persona a persona por el contacto directo con secreciones nasales, la bronquiolitis representa un riesgo para la salud pública por el gran número de hospitalizaciones en los bebés de alto riesgo», explicó el pediatra-neonatólogo Guillermo Colantonio (M.N. 88422), jefe de Neonatología del Sanatorio Finochietto.

Estadísticamente dos tercios de los menores de dos años podrían verse afectados por ese virus, aunque el experto destacó que «dicha afección no ataca a todos por igual, ya que son los infantes de riesgo los más vulnerables».

Quiénes son los bebés en grupos de riesgo

Se considera grupo de riesgo a los bebés nacidos prematuramente de bajo peso, o con ciertas afecciones pulmonares por haber recibido ventilación mecánica por largo tiempo. También forman parte del grupo considerado más vulnerable los chicos con cardiopatías congénitas, población que tiene un riesgo entre cuatro y cinco veces mayor de hospitalización por infección respecto de los niños sanos, así como más posibilidades de evolución grave y complicaciones.

¿Cómo puede prevenirse?

Como no existe una vacuna que evite el contagio, los especialistas recomiendan cuidar al bebé para prevenir la transmisión del virus, siguiendo una serie de hábitos como cumplir el Calendario Nacional de Vacunación, concurrir a los controles rutinarios con el médico y evitar la contaminación ambiental con humo de cigarrillo.

Böhm Asesores de Seguros - La bronquiolitis no tiene vacuna: prevenila con estos simples consejos

También se recomienda evitar el hacinamiento, impulsar y mantener la lactancia materna y cuidar la higiene, es decir, mantener limpias las manos de quienes están en contacto con el menor.

Las cinco claves, en síntesis:

1) Mantener la lactancia materna.

2) No exponer a los niños al humo del cigarrillo.

3) Lavarles las manos a los niños con agua y jabón con frecuencia.

4) Mantener alejados a los bebés de aquellas personas que están resfriadas o tienen tos.

5) Si alguien en la familia tiene alguna infección de las vías respiratorias, debe lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de manipular al niño.

Las conclusiones

«En la población vulnerable diversos estudios demostraron que si se llevan adelante todas esas medidas de forma conjunta disminuye la tasa de hospitalización, los días de oxígeno, la gravedad del cuadro respiratorio y, junto con ello, la mortalidad», aclaró Colantonio. El especialista detalló que, sobre todo en los meses de mayor circulación viral, se debe estar atento a la aparición de los siguientes síntomas:

  • Mucosidad nasal
  • Tos
  • Catarro
  • Respiración más rápida (taquipnea) o ruidosa con silbidos (sibilancias)
  • Hundimiento de las costillas al respirar.

También se debe prestar atención si el niño se agita fácilmente, si tiene dificultad para alimentarse o conciliar el sueño, la piel azulada o muy pálida o temperatura mayor a 38 grados.

 

Ante la aparición de los primeros síntomas, es fundamental consultar con el médico.

 

Fuente: TN – Con Bienestar

Böhm Asesores de Seguros - Semana de la lactancia materna

Semana de la lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna

  • Ayuda a fortalecer el vínculo madre-hijo.
  • Facilita el óptimo crecimiento y desarrollo del bebé.
  • El niño amamantado tiene menos episodios de diarrea e infecciones respiratorias y si las padece, serán más leves.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, alergias, asma y obesidad.
  • Previene el síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Ayuda al desarrollo máxilo-dentario normal.
  • En la mujer reduce el cáncer de mama y ovario.
  • Reduce la hemorragia pos-parto y la anemia.
  • Disminuye la depresión pos-parto.
  • Hasta los 6 meses de vida puede suministrarse como único alimento, ya que aporta todos los nutrientes que el bebé necesita.

¿Sabías qué?

  • Durante el tiempo que dure el amamantamiento, necesitás 500 calorías adicionales diarias, por lo tanto no es aconsejable realizar regímenes hipocalóricos.
  • Se ha comprobado que el fumar disminuye la producción de leche.
  • Las madres suelen tener mucha sed, tomá el líquido necesario para satisfacerla.
  • Es importante que descanses. El reposo es uno de los factores que más favorece la producción de leche.
  • La lactancia materna a libre demanda proporciona toda el agua que necesita un bebé, incluso en verano.
  • Se recomienda alternar las posiciones, ya que facilita el mejor vaciamiento de todos los colectores del pecho y, además, ayuda a prevenir las grietas en el pezón.
  • Dar de mamar no debería doler. Si sentís dolor no dudes en consultar.

Hace 28 años, la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA) lanzó por primera vez, la Semana Mundial de Lactancia Materna que se celebra del 1 al 7 de agosto en más de 170 países. Durante la misma se realizan acciones de protección, promoción y apoyo al amamantamiento.

La lactancia materna no solo favorece la salud del niño, sino también brinda a las madres, a las familias y a toda la sociedad, múltiples beneficios, los que resultan óptimos si la lactancia es exclusiva.

El lema de este año es “Apoye la lactancia materna por un planeta saludable” y se centra en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente.

La lactancia materna es natural, ambientalmente segura y con bajo costo para alimentar a los niños.

Está disponible en calidad, cantidad y a temperatura adecuada, en cualquier momento y lugar.

Los múltiples beneficios de la lactancia materna tanto para la salud y el desarrollo del niño como para la madre y para la sociedad en su conjunto permiten considerarla fundamental para el logro de un planeta saludable.

En épocas de pandemia la lactancia materna no solo ayuda a mejorar el medio ambiente, sino que es la mejor decisión para alimentar a tu bebé.

 

OMS, UNICEF y el Ministerio de Salud de la Nación recomiendan lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses.

 

Fuente: Swiss Medical

Böhm Asesores de Seguros | Postura encogida, contracturas y dolor muscular: cómo afecta el invierno al dolor de la espalda

Postura encogida, contracturas y dolor muscular: cómo afecta el invierno al dolor de la espalda

Con la llegada del invierno, además de los resfríos, la gripe y otras infecciones, el frío también causa dolores a nivel muscular o articular. Los problemas de espalda se acentúan, sobre todo los producidos por malos hábitos y posturas inadecuadas.

El frío afecta directamente al organismo, la tensión crece a nivel muscular debido a la contracción de los músculos por causa de las bajas temperaturas. Nuestra primera reacción es encogernos; al doblarnos lo que hacemos es contraer involuntariamente todos los músculos del cuerpo, siendo una de las principales causas de las contracturas musculares.

¿Qué son las contracturas exageradas?

Las contracciones exageradas de la fibra muscular, a diferencia de los calambres musculares, no son involuntarias y pueden tardar mucho más tiempo en desaparecer.

«Debemos tener en cuenta que unas de las principales causas de las contracturas musculares son las subluxaciones en la columna vertebral. Cuando una vértebra pierde su posición normal atrapando los nervios, los músculos involuntariamente se contraen y se producen múltiples contracturas. Una pequeña rutina de movimientos diarios nos ayudará a disminuir la rigidez corporal», describió a Infobae el quiropráctico Marcelo Barroso Griffiths (MN 9784).

Böhm Asesores de Seguros | Postura encogida, contracturas y dolor muscular: cómo afecta el invierno al dolor de la espalda

«Debemos prestar atención a que si estas contracturas musculares se mantienen en el tiempo, nuestra postura se verá afectada y la alteración de la misma traerá aparejada también diferentes alteraciones funcionales, como la disminución de los volúmenes respiratorios, menos aire, más cansancio, menos movilidad articular, alteración de los volúmenes sanguíneos», enfatizó el profesional.

Y es que a lo largo de todo el invierno, los músculos permanecen más contraídos que el resto del año, algo que obliga a que las articulaciones también se muestren más rígidas, ya que tanto los tendones como todas las fibras musculares están más contraídas. «Es importante abrigarnos para no hacernos más daño en las articulaciones, ya que la tirantez muscular las afectará deteriorándolas poco a poco».

Las zonas más perjudicadas por los cambios bruscos en la temperatura son la cervical y la dorsal, y ambas pueden terminar siendo afectadas por contracturas que originen dolencias persistentes.

Las mujeres son más propensas a padecer dolor de espalda porque son más friolentas y eso hace que adopten posturas incorrectas. Las que sufren patologías severas en sus músculos tales como artritis o fibromialgia tienen más posibilidades de sufrir dolores durante la llegada del invierno. De tal modo que tanto las articulaciones como los músculos de la espalda ya están sufriendo dolores de por sí, por lo que el clima frío tiende a empeorar los problemas que ya padecen.

Más dolor en invierno

Principalmente hay dos causas por las que el dolor de espalda aumenta en invierno: una es el contraste de temperatura entre ambientes cerrados y entorno externos y, otra, las posturas que adoptamos cuando tenemos frío.

«Por ejemplo, si estamos en la calle y entramos en un negocio con calefacción, al volver a salir a la calle va a favorecer que suframos dolores de espalda. Pasamos del frío extremo al calor en muy poco tiempo y el cuerpo tarda en adaptarse. El frío hace que nos encojamos y adoptemos malas posturas como elevar los hombros, encorvar el cuerpo, agachar la cabeza y, en definitiva, tensionar todo el cuerpo», reveló.

Los meses de invierno son mucho más difíciles para las personas que viven con el dolor, especialmente la lumbociatalgia, es decir, el dolor punzante en la pierna. En el invierno, los músculos se vuelven más rígidos y tensos debido a la disminución del flujo sanguíneo a los mismos, mientras que, en los meses más cálidos, los músculos son más flexibles.

¿Cómo aliviar el dolor de ciática en los meses de invierno?

  • Evitar los movimientos bruscos.
  • Realizar ejercicios de estiramiento; ante cualquier tipo de esfuerzo aflojar los músculos y articulaciones.
  • Mantenerse hidratado con entre 8 y 10 vasos de agua todos los días.
  • Mantener un peso saludable: el sobrepeso pone presión extra en el nervio ciático.

«Llevar una bufanda o pañuelo para que el cuello y cervicales estén abrigados, evitar cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire hará un cambio, ya que de lo que varíe el termómetro también dependen los dolores de espalda, las articulaciones o la curación de las lesiones», concluyó el experto.

 

Fuente: Infobae

Böhm Asesores de Seguros - Monóxido de carbono: ¿Qué precauciones debemos tener en cuenta?

Monóxido de carbono: ¿Qué precauciones debemos tener en cuenta?

El monóxido de carbono se produce cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente para la combustión completa de los artefactos. Lo pueden generar las calderas, calentadores de agua o calefones, estufas u hornallas de la cocina, hornos que queman gas o querosén, los hogares o cocina a leña, salamandras, braseros y los vehículos con el motor encendido.

En un comunicado, el Ministerio de Salud de la Nación informó que tienen mayor riesgo de intoxicación los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y las personas que habitan en zonas de gran altitud. «El principal peligro de este tipo de intoxicación es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas, los cuales pueden variar de un individuo a otro», subrayan. El monóxido de carbono no es detectable a través de los sentidos: carece de olor, sabor y color, tampoco irrita los ojos, ni la nariz. Esta sustancia tóxica ingresa al cuerpo a través de la respiración. Puede generar dolor de cabeza, náuseas, vómitos y desmayos. Incluso, puede provocar la muerte.

 

Cómo prevenir intoxicaciones

La intoxicación por monóxido de carbono es totalmente prevenible. Para estar protegidos y cuidar a nuestra familia, tenemos que tener algunas precauciones.

1. Llamar a gasistas matriculados

​Las instalaciones de gas y su mantenimiento deben ser realizadas exclusivamente por ellos.

2. Realizar revisiones periódicas

Una vez por año, un gasista matriculado debe revisar todos los artefactos: calefones, termotanques, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros. También debe chequear las ventilaciones y las cañerías de gas.

3. Ventilar los ambientes

Tener una ventilación permanente en los ambientes en los que hay instalados artefactos a gas. Ventilar toda la casa una vez al día, aunque haga frío. Dejar al menos 10 centímetros abierta una ventana, tanto de día como de noche.

4. No obstruir los conductores o rejillas de ventilación

Verificar que las rejillas estén limpias, cuenten con salida al exterior, y no estén obstruidas. Tampoco deben estar obstruidos ni desconectados los conductos de evacuación de gases y chimeneas.

5. Instalar equipos seguros

Solamente se pueden instalar los artefactos aprobados por los Institutos avalados por el ENARGAS.

6. Chequear que los artefactos cuenten con válvula de seguridad

​Además, deben ser instalados en forma fija. No usar mangueras de goma, están prohibidas por su peligrosidad.

7. Usar sólo artefactos con salida al exterior

No utilizar ningún tipo de estufa ni chimenea que no tenga un tubo de escape.

8. Prestar atención a las señales

Las manchas de artefactos pueden indicar la presencia de monóxido de carbono en el ambiente.

9. En dormitorios y baños, usar solo artefactos de tiro balanceado

​Nunca dormir con estufas prendidas, salvo las que son de tiro balanceado.

10. Evitar el uso de braseros o estufas a querosén

Si no se puede evitar el uso, apagarlo antes de dormir.

11. Controlar que la llama de los artefactos sea siempre de color azul

Si la llama de las estufas y hornallas está roja, significa que existe una combustión deficiente. Si está amarilla o naranja, sigue la precaución. En estos últimos casos (cuando no sea azul) hay que llamar a un gasista matriculado.

12. Nunca usar hornallas y/o el horno de la cocina para calefaccionar la casa

Tampoco se deben mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor.

13. Al encender el auto, verificar que el garaje esté ventilado

​No dejar el vehículo con el motor encendido dentro del garaje, aunque la puerta esté abierta.

14. Los grupos electrógenos deben colocarse al aire libre

​Nunca deben usarse adentro del domicilio.

15. Se puede instalar en casa un detector de monóxido de carbono

Cuentan con alarmas sonoras y lumínicas, que alertan sobre la presencia de esta sustancia tóxica en el ambiente. Si suena la alarma, salir inmediatamente de la casa.

 

 

Fuente: Clarin

Gripe: los grupos de riesgo que deben vacunarse

Gripe: los grupos de riesgo que deben vacunarse

Con el objetivo de reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus de la gripe en la población de riesgo, desde el Ministerio de Salud de la Nación insiste en que quienes no se hayan vacunado contra la gripe, aún están a tiempo de hacerlo. Y lo más recomendable es que lo hagan.

“Pese a que lo ideal es vacunarse antes de que inicie la temporada de circulación del virus, los integrantes de grupos de riesgo que aún no lo hayan hecho, deberían inmunizarse.”

Los grupos de riesgo se encuentran conformados por aquellas personas que, por diversos motivos, tienen mayor probabilidad de enfermarse, padecer enfermedad grave y/o complicaciones.

En el caso de la gripe, debería ser obligatorio para el personal de la salud, las embarazadas (en cualquier trimestre de la gestación) y puérperas, los niños de 6 a 24 meses de edad y adultos mayores de 65 años. Para estos casos, la indicación de vacuna antigripal se encuentra incluida en el Calendario Nacional de Vacunación y no se necesitará orden médica.

También constituyen población de riesgo las personas entre los 2 y 64 años con los siguientes factores de riesgo:

Enfermedades respiratorias crónicas: hernia diafragmática, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfisema congénito, displasia broncopulmonar, traqueostomizados crónicos, bronquiectasias, fibrosis quística, etc.; o asma moderada y grave.

Enfermedades cardíacas: insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatía o cardiopatías congénitas.

Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no oncohematológica): infección por VIH; utilización de medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis; inmunodeficiencia congénita; asplenia funcional o anatómica (incluida anemia drepanocítica); desnutrición grave.

Pacientes oncohematológicos y trasplantados: tumor de órgano sólido en tratamiento; enfermedad oncohematológica, hasta seis meses posteriores a la remisión completa; trasplantada de órganos sólidos o precursores hematopoyéticos.

Otros: obesos con índice de masa corporal (IMC) mayor a 40; diabéticos; personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses; retraso madurativo grave en menores de 18 años de edad; síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves; tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años, convivientes de enfermos oncohematológicos y convivientes de prematuros menores de 1.500 gramos.

“La vacunación es la herramienta más eficaz para prevenir la gripe y como otorga inmunidad por aproximadamente 12 meses y las cepas sufren modificaciones anuales, las personas que pertenecen a los grupos de riesgo, deben recibirla cada año.”

¿La vacuna enferma?

 

Existe la falsa creencia de que al recibir la inmunización contra la influenza se puede adquirir la enfermedad. Esta afirmación es falsa ya que, al tratarse de una vacuna inactivada, no puede provocar un cuadro gripal el hecho de recibirla -aclaró el médico infectólogo Daniel Stamboulian-. Como efecto adverso es posible que quien la reciba sienta un poco de dolor local y cerca de un 3% puede presentar un cuadro de fiebre leve durante los primeros días.

«Frente a estos mitos se impone la necesidad de señalar que la antigripal es una vacuna preventiva, protectora y segura que hay que recibir todos los años».

En ese sentido, Stamboulian explicó que «son pocas las personas que no pueden recibir esta inmunización». «En general son pocas las contraindicaciones. Entre ellas se encuentran aquellas personas que han demostrado alguna alergia mayor a un componente de la vacuna; lo cierto es que se trata de una vacuna muy segura y que uno –como médico– no ve ni efectos adversos ni esas contraindicaciones”.

 

Fuente: Infobae