Böhm Asesores de Seguros - La importancia del seguro de vida

La importancia de contar con un Seguro de Vida

Los Seguros de Vida brindan a quienes los toman, la protección de las personas que tienen a su cargo, garantizando a las mismas un nivel de calidad de vida acorde con el monto del seguro. Esto se debe a que el propósito básico del Seguro de Vida es otorgar una indemnización a los beneficiarios o herederos legales en caso de fallecimiento del Asegurado.

Este beneficio consiste en una suma de dinero llamada Capital Asegurado que puede pagarse de una sola vez o bien en forma de una renta financiera. Los destinatarios de esta suma de dinero son los beneficiarios designados en la póliza. Estos pueden ser los familiares del Asegurado, sus socios, sus acreedores, etc.

Para determinar qué tipo de Seguro de Vida se necesita contratar se deben analizar las necesidades de la familia, en caso de fallecimiento de quien genera los ingresos del hogar. De esta forma, el Seguro de Vida y/o el Seguro de Vida con Ahorro tienen por objeto:

  • Proveer ingresos al cónyuge e hijos por un plazo determinado
  • Proveer ingresos para la educación de los hijos
  • Cancelar saldos de deuda (hipotecarios, prendarios, crediticias o personales)
  • Pagar deudas del Asegurado, tal como servicios médicos, fúnebres, etc.
  • Proveer un fondo para una futura jubilación

En definitiva, el Seguro de Vida da una seguridad económica a los beneficiarios cuya estabilidad financiera puede verse amenazada ante la muerte del Asegurado.

Clasificación de los Seguros de Vida

Los Seguros de Vida se pueden clasificar en función de:

  • Su Duración: Seguros Temporarios (la cobertura sólo se otorga durante un determinado plazo de tiempo preestablecido en la póliza) o Seguros de Vida Entera (se cubre la muerte del Asegurado durante toda su vida).
  • El Tipo de Primas: A Prima Nivelada (la prima es constante durante el plazo de pago de primas) y A Prima de Riesgo (la prima aumenta cada año en función a la edad del Asegurado).
  • La Cantidad de Asegurados cubiertos en la Póliza: Seguros Individuales (se cubre a un sólo Asegurado); Seguros Colectivos (se cubre en forma independiente y con una sola póliza, a un determinado número de personas); Seguros de Varias Cabezas (cubren a más de un Asegurado pero se establece que la suma asegurada se abonará en caso de que fallezca el primero o el último del grupo de Asegurados).

¿Cómo elegir la Aseguradora y el Productor ?

El precio no es el único elemento importante cuando se trata de conseguir una buena provisión de seguro. También es importante el servicio que provee el Productor-Asesor que se seleccione, el conocimiento personal que el Asegurado tiene de la reputación de la Compañía, los antecedentes de la Aseguradora, etc.

¿Qué se debe saber al momento de contratar un Seguro de Vida?

 

La Solicitud de Seguro: Para contratar una póliza de un Seguro de Vida, el Asegurado debe completar un formulario denominado «Solicitud del Seguro», que requiere información personal y médica y el tipo de póliza y el monto del Capital Asegurado que se quiere contratar. La Compañía utiliza ésta información para determinar si emitirá la póliza o no, por lo tanto, es importante que se contesten todas las preguntas, completa y honradamente, de lo contrario la cobertura puede ser afectada. Cuando la póliza es emitida, la solicitud se convierte en parte de la misma y cualquier información errónea que se haya hecho puede resultar en la disminución del Capital Asegurado, de la cobertura, en la rescisión o la nulidad de la póliza.

La Selección del Riesgo: La decisión de la Compañía de asegurar la vida de un Asegurado se basa en la solicitud, el examen médico (si es requerido), declaraciones del médico de la persona y cuestionarios especiales. Si una Aseguradora determina que el Asegurable tiene un riesgo de muerte mayor a lo normal, su cobertura se considera un riesgo agravado, lo que significa que la prima será mayor que la de una prima normal o estándar. Esta clasificación “subestándar” puede variar de una compañía a otra, siendo otra razón para comparar al comprar Seguros de Vida. Una vez contratado el seguro, se debe tener en cuenta que en las pólizas deben estar especificados los casos en que el Asegurado debe denunciar los casos de la agravación del riesgo. Si no lo hace, la Compañía puede rescindir el contrato.

Sobre los Beneficiarios: Es conveniente que:

  • El Beneficiario sepa el tipo de póliza que el Asegurado tiene, cualquier cambio que éste haga y dónde mantiene guardada la misma.
  • El Asegurado nombre un beneficiario adicional (secundario) en caso de que el Beneficiario primario muera antes que él.
  • El Asegurado seleccione cuidadosamente la opción de liquidación del Capital Asegurado, la cual determinará el método por el cual la Compañía pague el beneficio (pago único, en cuotas, etc.).

No es necesario obtener los servicios de un abogado o pagarle a ninguna persona para hacer un reclamo por una póliza de seguro. Simplemente, se debe comunicar con el productor o Compañía de Seguros. En caso de dudas o inconvenientes, comunicarse con la SSN.

El beneficiario tiene un año, contado desde que conoce la existencia del siniestro, para reclamar la indemnización, pero en ningún caso excederá los tres años, contados desde la ocurrencia del siniestro. Pasado ese plazo, el seguro prescribe.

Inicio de la Cobertura: Siempre hay alguna demora entre la fecha de solicitud y la fecha en la cual el seguro entra en vigencia. Durante este período, no hay seguro vigente a no ser que el solicitante haya pagado una prima con la solicitud y se haya emitido un recibo provisional de cobertura.

¿Qué Sucede si el Asegurado deja de pagar primas ?

Habiendo pagado la primera prima, si el Asegurado no paga las demás antes de su vencimiento, se le otorga un mes adicional como “período de gracia”, durante el cual la póliza permanece en vigor. Se pueden pactar con la Aseguradora “préstamos automáticos” para el pago de primas no abonadas en término. En caso de rescisión de la póliza por falta de pago, el Asegurado puede en cualquier momento restituir el contrato a sus términos originarios, “rehabilitándolo” con el pago de las primas y los intereses correspondientes al plazo durante el cual la póliza estuvo rescindida.

Puntos a tener en cuenta cuando se contrata un Seguro de Vida

Inicio y fin de cobertura

En el frente de Póliza debe estar claramente especificado el inicio y el fin de vigencia de la Póliza.

Renovación de la Póliza

El Asegurable deberá tener presente que, cuando la cobertura del seguro finalice a una edad avanzada (mayor a 60 años), le será muy difícil renovar o contratar un nuevo seguro (según el plan elegido).

Capital Asegurado

El Asegurado debe tener en cuenta si existe alguna reducción de Capital a una determinada edad o por causas especificadas.

Cláusulas Adicionales

Se debe tener en cuenta el Capital Asegurado, hasta qué edad lo cubre y cuál es el costo de las mismas.

Carencias y/o Franquicias

El Asegurable deberá tener en cuenta si existen estipuladas en la póliza y si las mismas se adecuan a sus necesidades.

Seguros de Vida con Ahorro

Se debe tener en cuenta la tasa a la que se efectúa la proyección del Capital acumulable.

Pólizas y Certificados

En los Seguros de Vida Individuales, la Compañía está obligada a entregar la Póliza al Asegurado.

Pago del beneficio

El beneficio del seguro deberá ser abonado por la Compañía dentro de los 15 días de presentadas las pruebas requeridas.

Persona asegurada

El seguro se puede celebrar sobre la vida del Contratante o de un tercero. En este último caso se requiere el consentimiento por escrito del tercero o de su representante legal si fuera incapaz.

 

Estamos a tu disposición para asesorarte. Aguardamos tu contacto.

 

Fuente: Superintendencia de Seguros de la Nación