El Mercosur ya tiene patente única y se verá en el 2016.

Fondo blanco, caracteres negros, una faja azul arriba con el emblema del Mercosur, nombre y bandera de cada país.

Así son las chapas que se verán desde 2016 en los autos de Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela y Uruguay.

El acuerdo entre los países del Mercosur fue de diseñar una chapa con el mismo tamaño, diseño y tipo de letra y con criterios mínimos de seguridad, a los que cada país puede sumar otros.

El sistema alfanumérico que se utilizará es de diseño alemán y es el mismo que tiene Uruguay. Todas las placas serán de fondo reflectivo blanco. El relieve no irá pintado sino que será una lámina pegada por calor. Los países tienen ciertas libertades para elegir esta lámina.

Esto representa un avance en el proceso de consolidación de la integración regional y es necesaria la implementación de un Sistema de Consultas sobre vehículos del Mercosur para avanzar en la lucha contra los delitos de robo de vehículos, la trata de personas y el narcotráfico, entre otros delitos transfronterizos.

La Patente Mercosur será de uso obligatorio en todos los estados partes, para todos los vehículos que sean registrados por primera vez a partir del 1º de enero de 2016, dejando sin efecto toda norma contraria a esta resolución.

Corresponde a cada Estado parte la distribución de los caracteres alfanuméricos de la Patente Mercosur.

Ya está el reglamento: quiénes y para qué podrán usar drones.

Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) reglamentó la utilización de drones e impuso requisitos obligatorios que incluyen exámenes psicofísicos y controles de alcoholemia para quienes quieran operan estos vehículos aéreos no tripulados.

En principio, clasifica a los vehículos no tripulados en tres categorías de acuerdo a su tamaño:

  • Pequeños: de hasta 10 Kg. de peso vacío
  • Medianos: de entre 10 y 150 Kg. de peso vacío
  • Grandes: de más de 150 Kg. de peso vacío

Del mismo modo, divide a las actividades en las que es posible utilizarlos en uso recreativo y no recreativo.

Entre otras cuestiones, la extensa normativa de la ANAC señala que quienes operen drones deberán “contar con aptitud psicofisiológica certificada por un hospital público, que dé cuenta de su aptitud visual y auditiva como así también de su motricidad fina”.

Asimismo, indica que los miembros de la tripulación remota de un vehículo aéreo pilotado a distancia deberán ser mayores de 16 años de edad;.

Yendo a los detalles de los requisitos para quienes deseen pilotar vehículos o sistemas de vehículos no tripulados, salvo que se trate de uso exclusivamente deportivo, recreativo o de esparcimiento, la lista empieza con la obligatoriedad para los propietarios u operadores de “contratar un seguro de responsabilidad por los daños a terceros que pudiera ocasionar su operación”.

El objetivo principal de este marco normativo provisional es “lograr y conservar el nivel uniforme de seguridad operacional”, que en el caso de los vehículos aéreos no tripulados significa “velar por la seguridad operacional de todos los demás usuarios del espacio aéreo así como la seguridad de las personas y los bienes en superficie”.

Novedades en la cobertura del personal del servicio doméstico.

Si bien una casa particular no es un establecimiento fabril, no es un ámbito libre de riesgos. Más allá de los accidentes domésticos que dueños de casa y trabajadores dentro de ella pueden sufrir, repasemos algunos riesgos químicos con los que convivimos casi sin darnos cuenta:

  • El jabón para lavar la ropa, líquido o en polvo puede ocasionar irritaciones y, en caso de salpicaduras daño ocular.
  • Es bien conocida la incompatibilidad entre el detergente y la lavandina y también bien conocemos que muchas personas los mezclan a propósito para “aumentar sus capacidades limpiadoras”… esa irritación ocular y respiratoria que se siente al hacerlo proviene de la liberación de gas cloro, muy tóxico.
  • Muchos limpiadores líquidos tienen en su composición amoníaco o compuestos amoniacales.
  • Limpiadores antigrasa y antihongos también contienen sustancias que pueden ocasionar irritaciones o intoxicaciones, según la dosis y la vía de ingreso al organismo.
  • Los “jabones” para lavavajillas tienen poco de jabón y mucho de carbonato de sodio y otras sustancias fuertemente alcalinas que pueden causar daño cutáneo y ocular si no se manejan con cuidado.
  • Los insecticidas en aerosol, aun los que no tienen olor, contienen compuestos de baja toxicidad pero peligrosos y que ameritan un manejo responsable.
  • Muchas ceras y todos los removedores de cera contienen solventes, de los cuales también hay que cuidarse.
  • La práctica de colocar líquidos limpiadores varios en botellas de gaseosa o de agua mineral ha sido muchas veces responsable de intoxicaciones involuntarias de diversa gravedad.

La responsabilidad por el cuidado de la salud de los trabajadores pasa primero por quien le indica qué hacer, cómo hacerlo y con qué herramientas o sustancias. La ART contratada puede ser consultada para implementar una forma de trabajo que sea segura y para decidir, por ejemplo, qué tipos de guantes u otras protecciones serían las adecuadas.

Mascotas seguras, familia segura

Hay que entender que una mascota no está acostumbrada a viajar en coche. Es más, probablemente si el viaje es largo se puede marear, aburrir o incluso agobiar, por lo que es recomendable acostumbrarlos poco a poco a moverse en coche. Para un perro (simplificando mascota por perro, que es mucho simplificar) no es muy natural mantenerse quieto y ver cómo todo lo que le rodea se mueve y se aleja de él. Posiblemente querrá perseguir a esas cosas, y seguro que no se mantiene mucho tiempo quieto si no está habituado.

Por tanto, una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es que la mascota debe ir bien asegurada mediante un arnés especial. Una mascota nunca debe ir suelta en el habitáculo, de igual forma que ningún pasajero debe hacerlo, pero en el caso de los animales es más crítico porque no podemos asegurar que se estén quietos. Un perro nervioso que se nos mueva de delante hacia atrás continuamente nos puede distraer demasiado. Es, sencillamente, imprevisible.

Las mascotas son un viajero más, y como tal debe tener las máximas comodidades. Acostumbrar a nuestros animales de compañía a viajar correctamente es crucial, así como respetar los tiempos de descanso, paseos y tomas de agua para refrescarse. Lo más importante es que viajen correctamente sujetos para evitar desgracias en caso de colisión, hay que utilizar arneses y sistemas de retención homologados, y en general tener en cuenta que son animales que no están acostumbrados a viajar en coche.

  • Conocer la legislación en materia de mascotas de nuestro destino, igual que hay que conocer si disponemos de alojamiento que permita mascotas, etcétera.
  • Parar cada dos horas para que el animal estire las patas, se refresque y beba agua.
  • Para no tener dudas, consultar con el veterinario los consejos y recomendaciones básicos. También recurriremos al veterinario si nuestra mascota se marea.
  • Ojo con la alimentación. Es recomendable que no coma nada tres o cuatro horas antes de salir, pero también hay que ir adaptando su dieta los días previos.
  • Cuando paremos a descansar hay que tener cuidado de que, al dejar libre al animal, no salga corriendo o sin control, ya que podría provocar un incidente.
  • No dejaremos nunca a nuestra mascota encerrada en el coche con altas temperaturas, y en general, procuraremos no mantenerlo encerrado sin ventilación, haga frío o calor.